in

La ciudad de Nueva York paga a un delincuente que se identifica como mujer musulmana 350.000 dólares por “discriminación” tras recluirlo en una cárcel masculina durante un mes

Share this:

La ciudad de Nueva York ha accedido a pagar una indemnización de 350.000 dólares (327.000 euros) a un hombre que se identifica como mujer musulmana por haberlo mandado a la sección de hombres de Rikers Island a la espera de juicio por cargos de violencia doméstica. Ali Miles, antes conocido como Dylan Miles, había exigido inicialmente más de 22.000.000 dólares.

Como ya informó Reduxx (artículo en español), Miles estuvo encarcelado en el Centro George R. Vierno en Rikers Island entre junio y julio de 2022. Había sido detenido en Arizona.

Después de su breve estancia en Rikers Island, fue trasladado de nuevo a Arizona y llevado a la cárcel del condado de Yavapai. Finalmente, fue juzgado y declarado culpable de dos cargos de acoso con agravantes por violencia doméstica, un delito grave de Clase 5, por hechos ocurridos en noviembre de 2021 y febrero de 2022.

También fue declarado culpable de alteración del orden público, acoso, amenazas o intimidación y denuncia falsa a un organismo policial, que son todos delitos menores de Clase 1.

Dylan Miles.

En octubre de 2022, fue puesto en libertad condicional supervisada por un período de tres años y condenado a 312 días de cárcel, con crédito adicional por los 132 días que ya había estado detenido allí. Miles también fue sometido a una evaluación de violencia doméstica.

Pero en agosto de 2023, Miles presentó una demanda contra la ciudad de Nueva York, solicitando daños y perjuicios relacionados con “discriminación por identidad de género” por haber estado detenido en la sección masculina de Rikers Island. En la demanda se argumentaba que Miles había informado al tribunal que era transgénero y que requería adaptaciones especiales.

Al parecer, el juez le dio la razón, y se dieron órdenes de notificar a la prisión y al personal de admisión que Miles debía de ser alojado en el centro Rose M. Singer, exclusivo para mujeres, de Riskers Island, pero no fue así.

Miles alegó que había sufrido discriminación, incluido el haber sido objeto de comentarios “transfóbicos” por parte del personal penitenciario, mientras estuvo encarcelado en el centro para hombres. También afirmó haber sido víctima de agresiones sexuales, haciendo especial hincapié en su “victimización sexual” por parte de varios reclusos “varones afroamericanos”.

Miles luego alega que un miembro del personal de la prisión dijo “aquí no hacemos el rollo trans”. A continuación, un guardia de sexo masculino le hizo un cacheo con desnudo integral y, según él, le dijo que tenía “bonitas tetas” y “un coño de la hostia”. Todo ello a pesar de que Miles no se ha sometido a ninguna cirugía genital conocida.

Aunque la ciudad de Nueva York rechazó y refutó las afirmaciones de Miles, el 21 de junio ofreció llegar a un acuerdo por 350.000 dólares.

El acuerdo de conciliación estipulaba que no admitían culpabilidad, y que Miles ya no podría emprender acciones legales contra ellos por este asunto en el futuro.

Miles es un litigante prolífico y, como ya informó Reduxx, ha presentado una serie de demandas alegando discriminación por parte de varias empresas.

En mayo de 2023, Miles presentó una demanda contra un estudio de yoga de Nueva York en la que solicitaba una indemnización de 5.000.000 dólares después de que los empleados le pidieran que utilizara el baño de hombres en lugar del de mujeres.

En la demanda, Miles alegaba que el personal de Chelsea Yoga “lo/la privó de sus derechos civiles porque es gay, está en proceso de transición de género y porque Miles no se ajusta a… preferencias, expectativas o estereotipos basados en el género sobre cómo debe vestirse y comportarse un/una hombre/mujer”.

Pero poco después de presentar esa demanda, Reduxx se enteró de que Miles había presentado al menos otras cuatro más, haciendo afirmaciones similares de victimización transfóbica en cada una.

En febrero de 2022, Miles interpuso una demanda civil de 75.000 dólares de indemnización contra Sedona Soul Adventures, una empresa con sede en Arizona para la que había trabajado anteriormente. Miles alegó que la empresa turística lo había despedido injustamente poco después de haberlo contratado y tras someterlo a “acoso y discriminación por motivos de identidad de género”. La demanda fue desestimada tras llegar a un acuerdo extrajudicial.

Un mes después, Miles presentó dos demandas civiles distintas, una contra Planet Fitness y otra contra Bagel Point, ambas, de nuevo, por “acoso y discriminación por motivos de identidad de género”. En ambas, Miles se representó a sí mismo, y no fue capaz de ser coherente en el uso de pronombres, a menudo llamándose a sí mismo “Sr. Miles”.

En su demanda civil, bastante mal redactada, Miles alegó que el personal de un Planet Fitness amenazó con hacer sonar la “lunk alarm” si entraba en los vestuarios de mujeres, y usó un insulto para referirse a él. La “lunk alarm” es una sirena que se ve en la mayoría de los gimnasios de Planet Fitness y que sirve para advertir en tono humorístico a quienes hacen demasiado ruido o son demasiado molestos en el gimnasio (se puede traducir como “alarma de idiotas”).

Miles exigió a Planet Fitness una indemnización de 10.000.000 de dólares, pero la demanda fue finalmente desestimada al no haber presentado la documentación adecuada ni abonado los 402 dólares en concepto de tasas de presentación solicitados por el tribunal.

Dylan Miles

En su demanda contra Bagel Point, una cafetería de Brooklyn, Miles solicitaba 75.000 dólares por daños y perjuicios, alegando que había sido despedido injustamente y sometido a abusos verbales por su identidad de género.

Miles trabajó para Bagel Point durante un breve período de tiempo, durante el cual afirmó que la propietaria, una mujer musulmana, se había referido a él usando insultos y se había burlado de su identidad de género, además de inventarse quejas “infundadas” sobre su rendimiento. La demanda, mal redactada y llena de errores ortográficos, fue desestimada por el tribunal una vez más, ya que Miles no había presentado la documentación adecuada ni había pagado los 402 dólares en concepto de tarifas de presentación.

En otra demanda, Miles solicitaba una indemnización al Hospital Presbiteriano de Nueva York, alegando una vez más que había sufrido discriminación por su identidad de género. La demanda fue desestimada y no se presentó recurso.


Reduxx es tu fuente de noticias a favor de los derechos de las mujeres y la protección de la infancia. ¡Somos completamente independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon, o considera hacer una donación única.

The post La ciudad de Nueva York paga a un delincuente que se identifica como mujer musulmana 350.000 dólares por “discriminación” tras recluirlo en una cárcel masculina durante un mes appeared first on Reduxx.

From Reduxx - READ ORIGINAL

Some media, including videos, may only be available to view at the original. 

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments