in

EXCLUSIVA: 24 mujeres abandonan una división de fútbol australiana a causa de CINCO hombres que se dicen trans, que dominan la liga femenina y lesionan jugadoras

Share this:

Las recientes victorias aplastantes conseguidas por un equipo de fútbol femenino con cinco jugadores varones que se dicen trans han desatado la polémica, llevando al directivo de un club a revelar que al menos 20 jugadoras se han autoexcluido del deporte en las últimas semanas para evitar competir contra los hombres.

Frank Parisi, presidente del St. Patrick’s Football Club, habló con Reduxx y reveló una serie de problemas surgidos a raíz de que hombres jugaran en partidos de fútbol femenino, así como un incidente en el que una jugadora acabó con una pierna rota por dos sitios.

El club de fútbol Flying Bats, del noroeste de Sídney, Australia, tiene en su equipo a cinco hombres que se identifican como transgénero. El equipo recibió un premio de 1.000 dólares por ganar la Copa Beryl Ackroyd de pretemporada de la North West Sydney League el 24 de marzo, después de una temporada en la que ganaron todos los partidos que jugaron en la Premier League femenina, 10-0.

Como reveló anteriormente Reduxx, uno de los cinco hombres del equipo de fútbol femenino es el transactivista Riley Dennis, que ya fue acusado de herir gravemente a varias mujeres (artículo en español) cuando jugaba en otro equipo femenino. Sin embargo, los problemas creados por los jugadores de sexo masculino en el equipo de The Flying Bats no se limitan a los riesgos para la seguridad y el juego limpio de las mujeres. Las jugadoras se han autoexcluido del deporte por docenas, dice Parisi, para evitar competir contra hombres.

La información salió a la luz cuando se filtró en las redes sociales una grabación de audio de Parisi hablando durante una reunión en la noche del 20 de marzo.

La reunión, celebrada en Christie Park, fue organizada por la Asociación de Fútbol del Noroeste de Sídney en respuesta a un debate informal entre los presidentes de los clubes de fútbol que había tenido lugar tres días antes. Esa reunión inicial se convocó el 17 de marzo para abordar “las preocupaciones sobre lo improbable que se ha vuelto para cualquier equipo ganar contra las Flying Bats, así como las preocupaciones de seguridad física”.

En el clip de audio, se puede escuchar a Parisi describir un incidente que tuvo lugar “un par de años” antes en el que una jugadora resultó tan gravemente herida por un jugador que se dice trans que tuvo que dejar el deporte.

“Hace un par de años, uno de los jugadores de las Flying Bats le rompió una pierna a una de nuestras jugadoras en un partido. Fue una entrada torpe por detrás. Nuestra jugadora acabó con una pierna rota por dos sitios y ya no juega al fútbol. Fue consecuencia directa de un jugador muy malo y alto… No le sacaron tarjeta roja. Puede haber accidentes, pero esto se podría haber evitado”, dijo Parisi en la reunión.

“Una de nuestras jugadoras se acercó corriendo para tratar de ayudarla, estaba gritando de tanto dolor. En ese momento, hizo un comentario despectivo al jugador de las Bats, por el que nos disculpamos. [Ella fue] suspendida. Al jugador de las Bats, no le pasó nada”. Parisi aclaró que tras este incidente, la jugadora fue sancionada ocho semanas sin jugar partidos.

Parisi reveló además que 24 mujeres habían retirado recientemente su inscripción en su club de fútbol como “consecuencia directa” de la posibilidad de competir en un partido contra los hombres del equipo Flying Bats. “Todas me han dicho: ‘Frank, no queremos jugar contra los jugadores de las Bats’. Voy a decirlo sin rodeos, hay hombres jugando en una competición femenina. Y eso está mal”.

En declaraciones a Reduxx, el presidente del St. Patrick’s Football Club confirmó que el jugador que le había roto la pierna a la jugadora era un hombre que jugaba en un equipo de las Flying Bats en la temporada 2022, pero no pudo facilitar la identidad personal de los implicados. Hizo hincapié en que el jugador masculino no podía haber sido Dennis, a pesar de su historial de lesiones a oponentes femeninas, ya que en aquel momento aún no había sido transferido a las Flying Bats desde el Inter Lions, y que la lesión ocurrió en una división diferente.

Parisi también explicó que del total de 24 mujeres que se dieron de baja del St. Patrick’s Football Club en las últimas semanas, al menos 20 declararon que lo habían hecho al enterarse de que se esperaba que jugaran contra los miembros masculinos del equipo de The Flying Bats.

“El impacto es enorme. Somos un club muy pequeño, sólo tenemos siete equipos en mi club, y ahora he perdido mis dos equipos femeninos, y fue el resultado directo de que miembros de The Flying Bats, que son hombres, jugaran en una competición femenina”, dijo Parisi a Reduxx, aunque subrayó que tenía esperanzas de alcanzar una posible resolución.

Hay un total de al menos nueve hombres que se dicen trans jugando al fútbol en las ligas femeninas, “no sólo los cinco” de la Premier League femenina de The Flying Bats, agregó Parisi, citando un comentario hecho por otro de los presidentes de los clubes que asistieron a la reunión del 20 de marzo.

Según el reglamento presentado por la Asociación de Fútbol del Noroeste de Sídney (NWSFA), “los jugadores pueden inscribirse y participar en función de su identificación de género”.

“Esto no se trata de la sexualidad de los jugadores, porque yo he tenido muchas jugadoras lesbianas en mi equipo. Así que no tiene nada que ver con eso. Es el hecho de que hay un número de hombres… Son más de cinco. Y todo el mundo guarda silencio al respecto, y está muy mal en muchos sentidos”.

El año pasado, tras ganar un título, uno de los equipos femeninos de Parisi rechazó la oportunidad de ascender a la Premier League Femenina, el nivel más alto antes de que las jugadoras puedan participar en competiciones estatales.

Una miembro del Comité del Club Flying Bats recogiendo el premio al Juego Limpio tras la grave lesión de una jugadora en 2022.

“Nuestras chicas jugaron en Women’s All Age One, donde no había jugadores de Flying Bats. Al ganar esa competición, deberíamos haber ascendido a la Premier League femenina, y nuestras chicas lo rechazaron. No querían jugar en la Premier League femenina, porque estaba el equipo de las Flying Bats lleno de jugadores masculinos”.

Y continuó: “Le dije a la asociación que no, que había perdido a muchas jugadoras y que no podíamos hacer eso. Me dijeron: ‘Vale, os pondremos en All Age One, que es el siguiente nivel más bajo, una competición que ganamos el año pasado’”.

En 2022, el año en que una jugadora del St. Patrick’s FC sufrió la rotura de una pierna a manos de un hombre que se dice trans asociado con The Flying Bats, la presidenta del club de este último grupo, Jen Peden, fue galardonada con el premio Fair Play (Juego Limpio) otorgado por NWSFA, hecho que se anunció en la página de Facebook del club con el comentario: “Jugamos limpio”.

La semana pasada, se produjo una protesta pública masiva tras conocerse la noticia de los cinco jugadores que se dicen trans en el equipo WPL Flying Bats. En respuesta, LGBTI Rights Australia, una comunidad de Facebook con más de 250.000 seguidores, hizo una declaración pública burlándose de las “nazis TERFas”.

“¡Enhorabuena al Club de Fútbol Femenino Flying Bats, que acaban de ganar la Copa Beryl Ackroyd! Las mujeres transgénero llevan 20 años formado parte de las Bats con orgullo, sin embargo, las TERFas nazis no se dieron cuenta hasta esta semana”, reza el mensaje. Una imagen que acompaña al comunicado lleva por título: “A todas las tránsfobas que se están quejando, les sugerimos que entrenen un poco más”.

La presidenta de los Flying Bats, Jen Peden, declaró al Daily Mail Australia la semana pasada: “Como club, las Flying Bats FC defienden firmemente la inclusión y se enorgullecen del juego seguro, respetuoso y limpio, de la promoción de una comunidad de apoyo para los jugadores, directivos y simpatizantes LGBTQIA+, y de los importantes beneficios para la salud física, social y mental que aporta la participación en el deporte, especialmente a los miembros marginados de la comunidad LGBTQIA+. Somos un club que valora a nuestros jugadores cisgénero y transgénero por igual”.

Y continuó: “Apoyamos firmemente las directrices de la Comisión Australiana de Derechos Humanos para la inclusión de las personas transgénero y de género diverso en el deporte”.

Durante la reunión del 20 de marzo, a la que asistió el CEO de Football NSW, John Tsatsimas, y que fue convocada por el CEO de NWSF, Matthew Geracitano, se les dijo a los asistentes que la decisión de boicotear la participación mediante la pérdida voluntaria de partidos contra The Flying Bats daría lugar a la adopción de “medidas disciplinarias”.

“Si hubiera un esfuerzo concertado por parte de los equipos para perder partidos contra un rival concreto, se consideraría un acto de discriminación”, dijo Chris Salmon, presidente de la Junta Directiva de NWSF. Aunque los incidentes de discriminación se sopesan caso por caso, las posibles sanciones incluyen suspensiones, de tan solo dos meses hasta dos años.

La Política Antidiscriminación de Football Australia define como una forma prohibida de discriminación “excluir a personas de la participación en una actividad deportiva competitiva por razón de su sexo y/o identidad de género”.


Reduxx es una nueva plataforma a favor de los derechos de las mujeres y de los menores con noticias y artículos. ¡Somos 100% independientes! Colabora con nuestro proyecto uniéndote a nuestro Patreon.

The post EXCLUSIVA: 24 mujeres abandonan una división de fútbol australiana a causa de CINCO hombres que se dicen trans, que dominan la liga femenina y lesionan jugadoras appeared first on Reduxx.

From Reduxx - READ ORIGINAL

Some media, including videos, may only be available to view at the original. 

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments